La formación original la pusieron en marcha hace ocho años seis amigos (Manu Salgueiro, Michell Fagà, David Rodríguez Casal, Esteban Pérez y Manuel Pedrosa) que ya habían tocado en otros grupos como Motor Perkins, Tiro na Testa, Skacha, Lovercans, Farrapo de Jaitas y algún otro. Más tarde se unió Edi Ferrín. Es difícil colgarles una etiqueta y no les sirve la de A Roda del siglo XXI. El sonido de The Pogues sirve para dar pistas sobre su estilo (de hecho incluyen una versión de un tema suyo en el nuevo disco). Lo que ellos llaman punkfolk de taberna forma parte de lo que internacionalmente se conoce como celtic punk. «Temos dous formatos, un eléctrico con batería, baixo e guitarra, e outro acústico con acordeón, violín, bouzouki e banjo», aclara Aller.
Falperrys hacen versiones en gallego de canciones tradicionales irlandesas y gallegas que nos muestran en su nuevo disco. La portada es la reproducción de parte de un cuadro pintado por Ksal, marinero abuelo de uno de los miembros de Falperrys, David, que en las rutas hacia Terranova tenía como entretenimiento la pintura. El disco lo editarán en vinilo y también en cedé, al tiempo que reeditarán el primero para los que se quedaron sin el, con canciones extra grabadas en acústico.