ENTRADA ANTICIPADA: 12€   TAQUILLA: 15€    Puntos de venta: ticketea.com, Elepe, Bar Princesa

Mi Mejor Fracaso es el adelanto del nuevo trabajo de Grises, que bajo el título De peces y árboles vio la luz en enero de 2018 de la mano de Hook Ediciones Musicales y que supone el paso a la autoedición del grupo por primera vez en su carrera. Este primer tema desprende una carga contagiosa de positividad y energía, y llega acompañado por un vídeo lyric grabado y mezclado por Eñaut Gaztañaga (Gaztain Estudios) y producido por AfterliVe Films.

Bajo un título que invita a romper con el miedo a la derrota, con este primer adelanto el quinteto deja claro que nunca han temido al fracaso. “El fracaso nos enseña y hace que cada vez que caigamos nos levantemos más fuertes, con mayor temple y sabiduría”.

“Mi Mejor Fracaso recoge los distintos paisajes sonoros que se pueden encontrar en nuestro nuevo álbum y, en general, en nuestra trayectoria artística -explican-. Habrá algún que otro guiño electrónico, momentos y riff más guitarreros, fuzz, melancolía, momentos más esperanzadores, pop y mucho sentimiento”, según cuenta la propia banda.

De peces y árboles es el quinto trabajo de estudio de Grises. Un álbum compuesto por once temas que que recuperan el espíritu más puro de Grises. Así lo definen sus integrantes, quienes subrayan también que se trata de un trabajo “más guitarrero, crudo y directo” que su predecesor Erlo.

“Veníamos de una etapa más experimental y electrónica, pero poco a poco fue invadiéndonos la necesidad de volver a conectar con nuestras raíces, de empezar de nuevo, de crear algo desde cero, macerarlo poco a poco y sentirlo propio -explican-. Volvimos a encontrar y conectar con esa ilusión tan fuerte que tiene un grupo que comienza su viaje. Quitamos el polvo a los viejos discos que teníamos abandonados en las estanterías, y que tanto significaron en su momento en nuestras vidas, y durante todo este proceso fuimos componiendo desde el corazón, sabiendo cuál ha sido nuestra trayectoria, todo lo que significa Grises para nosotros y teniendo muy presente cuáles fueron nuestros deseos iniciales”.

Es, por tanto, un disco que supone una nueva e ilusionante etapa para el grupo. Con el que quieren sentir cerca a su público y volver a tocar en esas salas pequeñas que hacen al grupo sentirse vivo. Un trabajo con el que, sobre todo, quieren “hacer ruido y rugir”.