Concierto

MUTANT + NEVERSIDE + LETHAL VICE

[video-item url=»https://www.youtube.com/watch?v=oI-wt175zLg» width=»400″ height=»250″][/video-item]

Entrada anticipada: 6€      Taquilla: 8€     Puntos de venta: Elepe, Honky Tonk

MUTANT

Los gallegos MUTANT anteriormente conocidos como Mutant Squad, no son los únicos que han decidido cambiar de nombre a última hora. Cientos de propuestas en la escena nacional e internacional creen que les podría ir mejor apostando por una nueva dirección y temática. La nueva dirección de estos chicos es mucho más profesional que aquella banda que debutaba en 2013 con“Titanomakhia” y su Thrash metal directo. Aquel disco fue todo un acierto y causó una buena impresión en la escena nacional, estábamos ante otra formación que daría que hablar tarde o temprano, y así ha sido. Ya lo dejaban bien claro sus anteriores Ep’s “Reset the World” y “Social Misfits”.

Tres años después, los jovencísimos Mutant Squad deciden redescubrirse a sí mismos, renovando su línea compositiva y redirigiendo su temática hacia un nuevo Olimpo, MUTANT. Una nueva civilización que se puede entender por el diseño exterior de portada e interiormente con unos acabados donde la elaboración del libreto detalla con supremacía cada capítulo de los ocho que forman el disco haciéndote más fácil redescubrir la nueva senda del trío gallego.

Con un segundo álbum más completo que su predecesor y llegando hasta cotas de calidad que ninguna otra banda “novel” en activo ha conseguido hasta el momento lo cual tiene su mérito. Lo mejor sin duda está dentro de“Pleiades”, vivirlo con calma y enamorarse de cada melodía, pasaje, giro, surco o riff es esencial para entender el álbum en su complejidad; ahora, pasarse al progresivo y hacerlo de esta forma ahuyentando a los malos espíritus que decían que MUTANT estaban enterrando su propuesta en el olvido, es para quitarse el sombrero.

NEVERSIDE

Neverside se funda en 2009 por sus actuales miembros Nacho Dafonte, Cristian Durán, Javier Lago y Raphael Souza. Con un gran futuro, es la apuesta más joven de Demonio Producciones.

En septiembre de 2010 publican su primer trabajo, un EP de cuatro temas titulado “Rage”, totalmente autoproducido.

Tras una serie de conciertos a lo largo y ancho de Galicia, compartiendo escenario con bandas como Ktulu, Os Vacalouras, Skydancer o Agónica, y quedando en segundo puesto en el concurso Querostar, en 2011 comienzan a preparar lo que será su primer LP, y estrenan un single de adelanto, “The List Of Lives I’ve Broken”.

Tras un 2012 centrado en la producción del disco, finalmente verá la luz en julio de 2013, con el título de “This Is Our Gun”, con temas que van desde el metal más potente hasta otros con clara influencia del rock alternativo de los noventa.

LETHAL VICE

Lethal Vice, formación viguesa de Thrash metal, acaban de presentar su primer disco, Thrash Converters. La única aproximación a los registros que tuvieron en el pasado es una vieja demo del 2008, Here Comes The Reaper, nada menos que seis años más tarde han vuelto a reaparecer.
Lethal Vice viene de la mano del sonido de la Bay Area, thrash americano old school y lleno de rabia desenfrenada pero hecho en la península. No descubriré nada nuevo diciendo que el thrash nacional está en cuanto a nivel técnico y composición en primera línea.

Thrash Converters se nos presenta con una portada que no deja lugar a dudas sobre lo que tenemos entre manos, ilustración sin prejuicios y agresiva con logo afilado… ¡thrash a las puertas! El título del disco no podía ser más descarado parafraseando la famosa tienda de segunda mano.

Musicalmente Thrash Converters es toda una descarga de la Bay Area… thrash descarado y desenfrenado pero manteniendo esa dosis de técnica y melodía de las grandes bandas americanas de los noventa. Con estas premisas y en esta década para poder grabar el nombre de Lethal Vice en nuestra memoria hay que ir un paso más allá, no vale con hacer algo rápido y guarrillo, hay que combinar buenas composiciones, dominar las seis cuerdas y no perder ni un ápice de mala leche desgarradora y encima metiendo melodía al asunto. ¡Y eso lo han rubricado sin flojear!